Nuevas alegrías del Santander con su “NO queremos ser su banco”

Y más ejemplos del pésimo servicio de este banco a sus clientes. Sinceramente espero que en un futuro, cuando (y si) todo vaya a mejor,  las empresas y particulares nos acordemos de los que más nos pusieron las cosas difíciles, de los que se intentaron beneficiar de los problemas de los clientes o “librar de activos tóxicos”.
Alguno se puede preguntar, leyendo mis artículos anteriores (y aquí), dos cosas a) por qué no he dejado el banco ya y b) por qué me molesto en escribirlo en el blog.
La respuesta a a) es sencilla. Tengo dos cuentas con el Santander, una hecha por mis padres cuando era pequeño y que no puedo cortar por tener deuda pendiente en la tarjeta de crédito. La otra una cuenta de empresa que abrí antes de la crisis, cuando todavía parecía un banco decente. Esta está pendiente de cambiarla a otro banco, y más tras lo sucedido estos días, pero los Administradores de PYMES no se puede decir que tengamos mucho tiempo libre para mirar opciones….sobrevivir nos lleva todas las horas del día.

La respuesta a b) es todavía más lógica. Escribir esto me sirve de recordatorio para un futuro. Si las cosas van a mejor, no quiero olvidar quién puso todas las trabas posibles para evitarlo. No quiero abrir otra cuenta en el Santander NUNCA. Y si de paso alguien lee estas opiniones, y decide hacer lo mismo…mejor que mejor.

¿Qué ha ocurrido ahora?     Todos sabemos que estos días ha salido una nueva normativa, la del SEPA que obliga a hacer cambios en la manera en que se hacen transferencias, domiciliaciones etc.
Sabiendo esto, llamé a la línea de Supernet del banco para preguntar si esto afecta a las domiciliaciones por Norma 19 que efectuamos todos los meses a los clientes por nuestros servicios. Parece ser que si, que tenía que ir a la sucursal (ya estamos otra vez teniendo que perder otra mañana en ir, esperar, explicar, gestionar y volver al trabajo en la era de Internet), y solicitar ciertas activaciones (Acuerdo, S8,S9…etc, además de bajar otro programa). Teníamos una moratoria, pero esto había que hacerlo.

Así que el viernes fui a mi sucursal, Av. de Europa 27 y ahí sufrí otra vez el maravilloso servicio de este banco, por el que tanto pagamos en cuotas, comisiones etc. La señora de la sucursal no tenía ni idea del tema. Temiéndome lo que iba a pasar (una mañana perdida para nada), llamé a Supernet en la sucursal y pedí que me dieran la información necesaria. Ni con esas…que ni idea. Además llamó a otra sucursal y la “gerente de empresas” tampoco tenía ni idea. Estupendo.

Resignado vuelvo a mi oficina habiendo perdido 3 horas para nada, y voy a hacer una transferencia a un cliente. Recordemos de otro artículo que había conseguido que las transferencias no tuvieran comisión (bueno un 0,35 en concepto de e-mail mandaras o no e-mail). Cual es mi sorpresa al ver que me cobran casi 5€ (se dice pronto, pero me pregunto cómo se justifica) por una transferencia. Llamo a la sucursal y resulta que “los acuerdos caducan al año”, que tengo que “volver a negociar con el director” (si, el mismo que dijo que con ese dinero podía no ser el mejor banco para mi). Como si esto fuera el zoco de Marrakech y nosotros tuviéramos todo el tiempo del mundo para ir a “negociar” tonterías que debieron estar saldadas anteriormente. Al menos me consuela pensar que los bancos cerrarán las sucursales dentro de poco…y gente como el director de esa sucursal se irá a la calle.

Sumando a esto que en la cuenta particular han llegado a cobrarme dos veces por un mismo negativo (unos 75€), en menos de semana y media…..podéis ver la alegría por el servicio prestado por estos que alegan “queremos ser su banco”. Por cierto si queréis más información sobre este cobro por descubiertos (reclamable al Banco de España) podéis leer esto, esto y esto.

Conclusión: un banco que cobra por todo, cantidades desorbitadas y luego da un servicio pésimo. Podéis ver que no somos los únicos que se quejan.

LOS CLIENTES TENEMOS MEMORIA…..Y TORRES MÁS GRANDES HAN CAÍDO.